Hace rato que Majul juega a alejarse del Gobierno.

No hace mucho fue el encargado de anunciar casi en una especie de vocero presidencial que si el proyecto para frenar los tarifazos (ya fue aprobado por Diputados) se convertía en ley, en la Casa Rosada Macri lo iba a vetar.

Especialista en destapar causas de corrupción de funcionarios del kirchnerismo, el conductor de La Cornisa eligió esta vez hacerse eco de la tormenta financiera que atraviesa el Gobierno y habilitar las críticas sobre el rumbo que eligió el primer mandatario.

En su columna en el diario La Nación, Majul tomó distancia de la Casa de Gobierno, dijo que “es hora de escuchar” y pidió que “la dirigencia política aprenda de la lección del sacudón de los últimos días”.

“El primero que debería tomar nota y empezar a revisar su manera de ejercer el poder es el Gobierno”, lanzó el periodista amigo del Presidente.

¿Cuál fue su principal crítica? La falta de concentración del poder y la ausencia de un superministro de Economía.

“La idea de un jefe de Gabinete con dos vicejefes encargados o auditores de varios ministerios cada uno es hasta difícil de describir. Solo sabemos que este mecanismo radial está basado en la premisa de que a Macri no le gustan los funcionarios con demasiado ego”, expresó.

Y trasladó la actualidad política de Macri y su relación con los funcionarios al mundo del fútbol y sus tiempos en Boca: “A Diego Maradona, Juan Román Riquelme y Carlos Bianchi los sufrió, y de vez en cuando se vanagloria de haberlos enfrentado y de seguir vivito y coleando”, dijo.

Además, Majul reconoció que, aquellos que se oponen a las decisiones o buscan otra salida para enfrentar los problemas, automáticamente deben abandonar el barco de Cambiemos: “Nadie que no responda al credo del propio Macri; del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y de Jaime Durán Barba dura demasiado en la mesa chica donde se toman las decisiones más importantes”. ¿Dos ejemplos? Emilio Monzó y Ernesto Sanz.

Alejado un poco de la tormenta financiera, Majul analizó el escenario electoral del Gobierno y las definiciones que tomará Macri para elegir a sus candidatos para el 2019: “El argumento del Presidente es que no puede hacer pacto, por ejemplo, con ningún gobernador peronista, porque eso implicaría que Cambiemos no podría presentar ningún candidato capaz de enfrentarlos y ganarles”.

Majul no suele aparecer en los medios con críticas tan contundentes a Macri. Suele ser más moderado en sus formas para cuestionar los mecanismos del Gobierno para afrontar los diferentes obstáculos. Un llamado de emergencia que probablemente no caiga del todo bien en la Rosada.

 

Fuente: ElCanciller