Luciéndose en una nueva doble jornada de Eliminatorias Sudamericanas, Nicolás González fue una de las grandes figuras de la Selección Argentina en los cruces vs. Paraguay y Perú. El artillero argentino, mediante su potencia y entrega constante, se convirtió en uno de los aciertos más destacados de Lionel Scaloni en su era como DT de La Albiceleste.

 

TyC Sports on Twitter

El atacante de Stuttgart, en diálogo con Radio Rivadavia, habló sobre la felicidad que lo invade por haberse lucido con los colores de su país. Como era de esperarse, el jugador también habló sobre la dura lesión que Exequiel Palacios sufrió: "La verdad es mucha mala suerte".

"Lo vi a Pala tirado en el piso y me dijo: "Se me durmieron las piernas". Me estuve escribiendo con él hace un ratito y me estaba contando que estaba mejorando. Ojalá se mejore pronto, que lo necesitamos. Cuando me dijo que se le durmieron las piernas, estaba al lado y me desesperé porque no sabía qué hacer", continuó.

Defendiéndose de las acusaciones en la que se lo cuestionaba por haber sido el principal responsable del accionar de Ángel Romero, González aclaró: "Antes que Romero vaya a saltar lo choco, pero él sigue corriendo y salta con las dos rodillas. No hay chances que lo haya empujado. Ya lesionó a un compañero de él en San Lorenzo... todos pensamos lo mismo. El VAR influye un poco. Para algo están las cámaras. Nos anularon un gol pero esa jugada no la vieron. Ni amarilla le sacaron". 

Fuente: BolaVip