Todo Boca lo sabe: el partido de este fin de semana frente a Atlético Tucumán es la gran oportunidad que tiene el equipo para poder prenderse en la pelea por el campeonato. Este domingo a las 18, el puntero de la Liga Profesional visitará La Bombonera y el Xeneize puede recortarle puntos y dar un golpe importante en el torneo.

Por ese motivo, y teniendo en cuenta los últimos roces que hubo en la interna del plantel, Juan Román Riquelme tomó una decisión inédita. El vicepresidente decidió armar una actividad para compartir un momento con todos los jugadores: después del entrenamiento, hubo asado en el predio de Ezeiza.

El periodista Diego Monroig reveló los detalles en "ESPN F90". "Habitualmente el almuerzo se lleva a cabo a las doce pero todavía no se fue nadie del club, salvo Zambrano que está descompuesto. Permanecen todos los jugadores y el resto del fútbol de Boca, con Riquelme, comiendo un asado en el predio", mencionó.

"Fue para reflejarlo como parte de una comunión. El martes, no con todos, pero sí con los jugadores hubo una merienda y apareció Román también", contó también el cronista. Y aseguró: "Ya en esta semana se dio esa merienda y hoy fue algo multitudinario: consejo de fútbol, cuerpo técnico, cuerpo técnico y todo el plantel, marcando cierta camaradería. Y habrá sobremesa y demás".

Fujente: Bolavip