Alexis Mac Allister cuestionó a la actual dirigencia de Boca y expresó que su situación vincular se politizó. Boca salió a cruzar al volante y además de pedir que diga la verdad, dijeron que su salida ya estaba planificada y que fue una decisión personal. Tal como contó Doble Amarilla, la salida del volante al Brighton se dio por un cúmulo de factores, y el más importante hace nexo con la política.

El volante campeón del Preolímpico rompió el silencio y manifestó sus sensaciones tras su salida de Boca y su desembarco en la Premier League. El jugador había sido vendido desde Argentinos Juniors al Brighton & Hove Albion a mitad del año pasado y fue cedido por un año sin cargo y sin opción a Boca porque aún no poseía la visa de trabajo. 

Ahora bien, ¿qué tiene qué ver esta operación con la 'politización' que enuncia Mac Allister? El jugador reclamó a la dirigencia y dijo: "Todo esto es política. No me interesa. Que me quieran hacer quedar mal a mí es política. Yo tome la decisión por todo esto. Me iba a quedar y luego piden un millón de dólares. Me sentí mal y por eso me voy".

Tal como explicó Doble Amarilla, la inmediata salida del volante al club inglés se dio por la iniciativa de Stellar Group, el grupo económico que hizo efectiva la transferencia entre el Brighton y Argentinos. ¿Cuál es el lazo político? El nexo de este grupo con Argentina es el escribano Gustavo Arribas, ex director de la AFI y hombre de confianza de Mauricio Macri y Daniel Angelici.

Justamente el anterior presidente de Boca es uno de los apuntados por la actual dirigencia, a quien vieron como uno de los interesados para que Alexis deje el club en este mercado de pases. De hecho este conflicto se volvió más familiar por la participación del propio Carlos Mac Allister, también cercano a la gestión anterior, tanto a nivel club como a nivel nacional (fue Secretario de Deportes en la presidencia de Macri). No es casualidad que luego de la derrota electoral a nivel nacional de Macri y en el club de Angelici, los dos hijos de Mac Allister ya estén fuera de Boca: primero Kevin y ahora Alexis.

Tras las declaraciones de Mac Allister, el Chelo Delgado salió en defensa de la cúpula dirigencial boquense y le dijo al jugador que diga la verdad: "Él ha manifestado que se quería ir porque le había salido el permiso de trabajo. Yo no le voy a sacar la oportunidad de irse a ningún jugador, menos si no quiere estar en el club. Fui personalmente al hotel donde estaba hospedado el dirigente del club inglés y me dijo lo mismo, que se lo querían llevar. Creo que no hay que mentir, hay que decir la verdad".

Fuente: Doble Amarilla