Oscar Ustari viene teniendo un rendimiento destacado desde hace algunos años en México, sin embargo, en la noche del viernes el arquero argentino encendió las alarmas por una situación que lo tuvo como protagonista. Tras realizar un infracción dentro del área, atajó el penal y, a los segundos, se desmayó en plena cancha. 

Ustari, que arribó al Pachuca en 2020 tras un breve paso por Liverpool de Montevideo, decidió hacer una larga carrera en el exterior y tener su segunda experiencia en tierras aztecas. Consolidado en el arco de los "Tuzos", el portero vivió una situación dramática con otro argentino en el centro de la escena.

Tweet de Andrés Illingworth

Al minuto 81, cuando su equipo vencía como local 3-2 a los Rayados de Monterrey 3-2 en un partidazo, causó preocupación en todo el estadio: luego de cometer un penal, le atajó el tiro desde los 12 pasos a Rogelio Funes Mori y, tras agarrarse la cabeza y agacharse un instante, se desplomó en el suelo. 

Al ver la situación, los compañeros del jugador de 36 años fueron enseguida a verlo pidiendo para que lo fueran a atender. El juez del encuentro frenó inmediatamente el encuentro y los médicos del conjunto local ingresaron a la cancha para auxiliarlo. Luego del algunos minutos de atención, el exarquero de Boca Juniors e Independiente pudo continuar jugando.

“Me sentía muy mareado, no me paraba de sangrar, me tiré y luego sentí un zumbido en la cabeza”, comentó Ustari tras la finalización del encuentro. Según pudo observarse, el motivo del desmayo se dio por un fuerte golpe que sufrió minutos antes del penal.

Además, añadió qué sintió tras la secuencia que le permitió a su equipo obtener un importante triunfo: "“En cuanto me pegó en la mano la pelota porque después no sé si iban a tirar el córner o qué pasó, yo ya no me podía parar hasta que pude tomar agua, tenía mucha sangre en la boca, se vio complicado después del penal pero al ver que los compañeros se acercaron todos quería decir que el error lo habíamos corregido, por suerte pudimos tapar el error eso hizo que tuviéramos un empujón anímico que hiciera que el resultado fuera un poco más abultado”.

La victoria se cerró por 5-2, con un hat-trick del argentino Nicolás Ibáñez, por la ida de las semifinales del torneo Apertura 2022, que lo deja muy bien perfilado de cara a la vuelta que será en cancha de Monterrey el próximo fin de semana.