"Acá estoy, che... Estoy enojado conmigo mismo porque me descuidé, cada uno debe ser responsable. Yo me descuidé ese viernes que salí de acá, 15 minutos", arrancó Oscar Ruggeri el relato en primera persona de lo que experimentó desde que el hisopado le dio positivo de Covid-19. Después de dos semanas de aislamiento, el Cabezón regresó a los estudios de ESPN. De a ratos con una sonrisa gigante, y en otros momentos a pura emoción, arrancó contando que estaba enojado por la manera en que se contagió.

"Salí, me junté, no me quedó otra. No es que hice una reunión por hacer. Tenía que hacer un Zoom y no sabía cómo. La computadora la prendo, pero el Zoom no sé. Me mandaron un código. ¡Noooo! ¡Si entendés eso...! Entonces vinieron a ponerme el Zoom, 15 minutos duró todo. Me saqué el barbijo...", detalló Ruggeri ese instante de descuido.

Y, entre lo bizarro y lo escatológico, confesó cómo advirtió que se había contagiado: "Un día voy al baño y digo 'a la mierda', sin olor. Estaba sentado en el inodoro y pienso 'che, no tengo olor, soy un genio'. Tiro la cadena y no me daba cuenta hasta que pienso 'perdí el olfato'. Te lo juro, así me di cuenta. Así me pasó. Después agarré un perfume, lo abro y no sentía nada". Y cuando, en medio del relato, Vignolo le recordó que a esa hora hay mucha gente mirando tele, Ruggeri se disculpó: " Perdón pero así me di cuenta porque yo venía bien con el olfato y el gusto. Es bravo el tema".

Ruggeri aclaró que el coronavirus no lo afectó como a millones y millones de personas que deben ser internadas, pero igualmente no la pasó bien: "Yo fui de privilegio. Estaba en mi casa, no tuve fiebre. Pero me aislé, me quedé en una habitación solo. Conté los pasos. La habitación tiene cinco pasos por cuatro. El bañito tres pasos por dos. Los conté todo el tiempo, chocaba la pared. Estaba aislado. Me traían la comida. Fue bravo. No sé si alguno pensó, 'bueno, que me toqué leve'. Yo fui leve, pero no se lo recomiendo a nadie. Me agarró dolor de espalda dos veces. Me levantaba y dolor de espalda. No podía dormir. Y me dolía adentro de los ojos. Tenía revuelta la panza. No tenía olfato ni gusto", agregó.

¿Qué otros síntomas tuvo el Cabezón? "Te falta el aire y decís 'me muero'. 'Cómo llego al hospital', pensé. Pero zafé. Estoy enojado porque me cuidé de verdad. Por eso les pido que no se relajen, no se sabe. Es una distracción, un toque y adentro. Yo tenía miedo de contagiar a mi familia. Mi mamá sabía. Estaba mal. Recuperó la vida", dijo el campeón del Mundial 86 durante el programa en el que recibió muchos saludos de su familia y de figuras del fútbol como Gary Lineker, Carlos Valderrama, Ricardo La Volpe y Ricardo Gareca, entre otros.

"Por las noches tuve miedo a morir. Cuando no tenés sueño, la panza revuelta. Comés porque te dicen que es la hora de comer. Si no, no comía", confesó en un momento en el que se puso más serio.

 

facu on Twitter

 

Fuente: Olé