La situación judicial de Ronaldinho en Paraguay ha comenzado a complicarse ahora que la fiscalía decidió investigar la posibilidad de un vínculo con el crimen organizado.

Es que la organización que llevó al astro brasileño a territorio guaraní para participar de una serie de eventos publicitarios podría haber blanqueado en el país hasta 400 millones de dólares.

Es más, se está investigando si el esquema, en el que hay participación del poder público, no solo habría cometido delitos financieros, como la evasión fiscal, sino que incluso podría tener algún tipo de relación con el tráfico de drogas.

Con sus investigaciones abiertas, la fiscalía está intentando determinar cuál el grado de conexión de Ronaldinho y de su hermano Roberto, detenidos provisionalmente desde el último 6 de marzo, con este esquema criminal de grandes proporciones.

Esta semana será clave en el desarrollo de un caso que está dejando perpleja la opinión pública de Paraguay por la gravedad de las acusaciones y por sus ramificaciones que podrían alcanzar, no solo a la administración pública, sino que también, según algún medio local, incluso al mismísimo gobierno.

Este martes, la fiscalía llevará a cabo el análisis de los teléfonos de Ronaldinho y de su hermano. El contenido analizado podría esclarecer por qué los hermanos Assis Moreira aparecieron con pasaporte y documento de identidad paraguayos falsificados y si éstos fueron un regalo o fueron una exigencia de estos.

 

TyC Sports on Twitter