Rodolfo D'Onofrio, presidente de River, apoyó con todas sus fuerzas la postura de sus jugadores de no jugar en la primera fecha de la Copa Superliga  ante Atlético Tucumán: decidió cerrar el club, a pesar de que posiblemente le traiga sanciones por ausentarse para un encuentro (le quitarían tres puntos).

Este martes, como medida de prevención por el coronavirus y luego del pedido de varios futbolistas a Agremiados, finalmente se decidió que se frene el fútbol como medida de prevención por el coronavirus. Y el mandatario del Millonario dejó un sugestivo mensaje a través de un estado de WhatsApp: "Cualquier medida tomada antes de una pandemia parecerá exagerada. Cualquier medida tomada después parecerá insuficiente", expresó D'Onofrio.

 

 

El presidente Millonario tuvo roces con Claudio Tapia, presidente de AFA, y Marcelo Tinelli, cabeza de la Superliga, en las últimas semanas, mientras se trataba la reestructuración del fútbol argentino luego de resolver que los clubes de Primera División regresen a AFA una vez finalizada esta temporada.

Esas disputas políticas se intensificaron en estos días, con un D'Onofrio que decidió que River no se presente a jugar, a pesar de las posibles sanciones por parte de Superliga, siendo el único equipo que accionó de esa forma (futbolistas de otros equipos tuvieron intenciones, pero se presentaron).

Hasta Donato Villani, médico de la AFA y miembro de la comisión médica de la FIFA, fue durísimo contra la decisión del club de Núñez y apuntó contra su máxima autoridad: "¿Por qué no cerró ayer Dashi? Unos amigos fueron y no pudieron entrar porque había mil personas".

El lunes por la noche, D'Onofrio y Tinelli tuvieron una reunión en la que buscaron resolver esas diferencias, entendiendo que serán meses muy importantes para el futuro del fútbol argentino. Encima, atravesando una pandemia mundial... 

Fuente: TyC Sports.