”Necesitamos un salto de calidad porque tenemos la obligación de ser protagonistas”, asumió ayer Cristian González, en su primer día del año de trabajo de pretemporada. En Arroyo Seco hubo ocho ausencias por coronavirus, entre ellas las del flamante refuerzo Walter Montoya. “Cuando a uno le traen los jugadores que pide se debe hacer cargo”, subrayó el entrenador canaya. El Kily estuvo acompañado por los dirigentes y aún no definió quién será su ayudante de campo, luego de la desvinculación de Horario Carbonari y Diego Ordóñez. “El año pasado tuvimos deficiencias que no quiero que vuelvan a pasar”, explicó.

Con la ausencia a último momento de Montoya, por ser contacto estrecho de un positivo de Covid-19 (ver aparte), el plantel canaya comenzó ayer los trabajos de pretemporada con nuevos desafíos. El técnico reconoce la necesidad de llevar a Central a las primeras posiciones de tabla y no dudó en identificar la demanda: “El objetivo es ser protagonistas. Tenemos que salir de la zona de confort porque la comodidad te lleva a la mediocridad. Necesitamos encontrar el equilibrio y darnos cuenta que estamos en un club en el que tenemos que ser protagonistas. Con los juveniles que potenciamos el año pasado más los jugadores que puedan llegar está la obligación de ser protagonistas”.

Central contrató a Gaspar Servio para el arco y firmó Montoya. Está a la búsqueda de Mauricio Martínez y un defensor más. Son los jugadores que reclamó el entrenador, lo que expande su responsabilidad para la próxima temporada. “Cuando te traen lo que uno pide te tenés que hacer cargo”, admitó el Kily. “En su momento el club priorizó promover muchos chicos y allí también me hice cargo. Que haya clubes que vengan a buscar a varios chicos significa que el proyecto, más allá de algunos altibajos, fue positivo. Pero ahora ese salto de calidad del que hablamos en lo personal me exigirá mucho más. Como club tenemos que crecer, cada uno desde su lugar”, agregó el entrenador. “Hoy es el momento de hacer un esfuerzo para que nuestra gente esté más ilusionada. Ese esfuerzo es para que puedan llegar los jugadores que pedimos y lo tomo como un gesto de la dirigencia. Nos faltan algunas contrataciones más, pero tampoco hay que hacer ninguna locura porque en todo este tiempo el club se estabilizó desde lo económico”, apuntó por último el entrendor auriazul.

Fuente: Pagina/12