Durante una reciente entrevista con L'Equipe el Pipa admitió que vive como un karma su paso por el fútbol francés.

El futbolista abrió el corazón y admitió que cuando erró el penal ante Nantes pensó: "me dije 'maldición, estoy viendo lo mismo que sucedió en Boca'."

Sin embargo, el mal paso del principio habría sido superado. "En Boca, durante los tres primeros encuentros no metí un gol. Pero en el cuarto, contra Quilmes, metí tres goles. En Marsella fue lo mismo. Me sentí mejor en el segundo partido, luego anoté en el tercero y nuevamente en el cuarto"- 

Fuente: Diario Registrado