San Lorenzo comenzó el 2021 hecho un polvorín. El club de Boedo hace tiempo que viene teniendo problemas desde lo futbolístico, algo que finalmente terminó decantando en la salida de Mariano Soso como entrenador. Sin embargo, tal parece que los grandes problemas del santo son institucionales, y sobre todo de vestuario. Luego de su salida confirmada, Nacho Piatti decidió romper el silencio, y lo hizo para prender el ventilador y apuntar contra todos.

En su primera frase ya dejó un título más que pesado. “Yo no rescindí, me echaron. Tinelli no me llamó ni para arreglar ni para echarme, ni para nada. Quiero que se sepa bien todo porque quedó que me fui por la puerta de atrás de un club al que quiero mucho. En ningún club tuve problemas pero acá no se manejaron como se tendrían que haber manejado”, arrancó el volante, al fleje y apuntando directamente contra el presidente de la institución.

Luego llegó el momento de destapar una olla que viene juntando mucha presión. Los apuntados directos no fueron otros más que  Ángel y Óscar Romero, a quiénes acusó directamente de romper la paz del grupo. “No podía entender por qué estaban todos en un lado y estos dos estaban por otro lado. Un grupo o un equipo para ganar cosas no pueden estar uno por acá y dos por otro lado. Eso fue Marcelo (Tinelli) que les permitió todas estas cosas. Tener un kinesiólogo, tener un chofer, todas esas cosas”, reveló en diálogo con F90 por ESPN.

Asimismo, Piatti se refirió al momento en el que Ángel fracturó a Marcelo Herrera en una práctica, otro punto de conflicto. “Nunca me había pasado, y creo que a nadie le pasó, que en un táctico quiebren a un jugador. Fuimos a hablar con el técnico. Los sacó una semana cuando había lesionado a Herrera y después volvieron. Lo querían matar. Estaba Monetti y lo quería matar”, sentenció. Por último, Nacho contó cuando los gemelos decidieron darle “un premio” al plantel por cuenta propia.

“Hay un montón de cosas que pasaron. No sé si estos chicos después para arreglarla… No me acuerdo en qué partido vinieron y dijeron: ‘Muchachos, si ganamos, le damos 15 mil pesos a cada uno’. ¿Cómo? ¿Qué son ustedes? Terminó el partido y los voy a saludar: ‘Muy bien, los felicito que jugaron bien’. ‘Tomá Nacho, 15 mil pesos’. No qué 15 mil pesos, yo no quiero”, contó el volante, que para cerrar lanzó una frase contundente: “los Romero están pudriendo a San Lorenzo”.

 

ESPN Fútbol Club Argentina on Twitter

Fuente: El Intransigente