La Selección Argentina de Fútbol está viviendo un presente sensacional con un invicto de 24 partidos, la obtención de la Copa América de Brasil en el lomo y un funcionamiento colectivo que cada día mejora más. Pero luego de la goleada 3-0 sobre Uruguay, quien apareció en el centro de la polémica fue Martín Liberman, que apuntó contra Lionel Messi y ahora hizo lo propio con otro emblema de la Albiceleste.

«Con el dibu Martínez, Argentina era campeón del mundo en el Maracaná en 2014. Un arquero gana partidos, que te salva. No le saca la cara a la pelota, más bien se la pone. Es el mejor arquero en 30 años de selección», escribió el periodista en su cuenta de Twitter, donde bancó al actual portero del combinado de Lionel Scaloni y apuntó indirectamente contra Chiquito Romero.

Discutido por muchos, Romero fue una fija en el arco de la Selección Argentina desde 2009 hasta 2018. A pesar de no contar con el rodaje necesario en ninguno de los clubes por donde pasó, Chiquito ofrecía garantías en los momentos claves de la Albiceleste, tal como ocurrió en la tanda de penales de las semifinales del Mundial de 2014 contra Países Bajos, donde contuvo dos disparos.

Sin embargo, muchas personas como Liberman recuerdan hasta el día de hoy la jugada que derivó en el gol de Alemania en la final del mundo, donde Mario Gotze remató cruzado luego de pararla de pecho y el arquero argentino no llegó a reaccionar a tiempo. Según aseguró el periodista, con el Dibu en el arco la Selección se hubiese coronado aquella noche en el Maracaná.

Lo cierto es que Martínez apenas suma 11 partidos con la Selección Mayor pero luego de la tanda de penales de las semifinales de la Copa América contra Colombia, en donde fue protagonista por sus intervenciones y sus festejos desaforados, se metió de lleno en el corazón de todos los hinchas. Para Scaloni, Dibu es una garantía en el arco pero para Liberman el portero debía haber estado en 2014 en lugar de Romero.

«En 2014»: Liberman estalló y apuntó contra un emblema de la Selección Argentina por el Mundial de Brasil

Fuente: El Intransigente