Previo a lo que será el viaje de River rumbo a Brasil para enfrentar a Palmeiras, Marcelo Gallardo habló en conferencia de prensa. El entrenador del Millonario se mostró encendido, con ganas de dar vuelta la historia que comenzó adversa en la cancha de Independiente pero que puede terminar con una alegría en San Pablo. Más allá de las cuestiones que tienen que ver con el encuentro de Copa Libertadores, el Muñeco sorprendió cuando se refirió a su futuro.

Ante la pregunta sobre los análisis cada vez que finaliza una temporada, Napoleón intentó esquivar la respuesta en un primer momento, pero luego lanzó una frase que dejó helados a todos. “No vine acá para hablar de mi continuidad. Cuando termine mi participación en esta Copa Libertadores haremos el análisis con mayor detenimiento y que me da razones para seguir o para no seguir”, comentó en primer punto el estratega de La Banda.

Luego agregó: “Cuando termine este mes hablaré con mi cabeza para ver cómo seguimos. Habrá que esperar un tiempito”, sentenció. Esto claramente despertó las alarmas en River cuando nadie lo esperaba. El contrato de Gallardo termina recién en diciembre de este 2021, con la culminación del mandato de Rodolfo D’Onofrio. Todo estaba dado para una continuidad luego de esta Copa, pero ahora queda la ventana abierta que pase cualquier cosa.

Es cierto que en los últimos meses el plantel se fue desmantelando con salidas de peso, pero más allá de esto, el Muñeco dejó en claro que no es un tema por el que se deje llevar a la hora de analizar su continuidad. “Son situaciones que han pasado y que en el último tiempo se ha agudizado y seguirá pasando. Pero no tiene nada que ver con la decisión que yo tome”, aseguró, y rápidamente volvió a enfocarse en el encuentro de mañana.

Está claro que River se debilitó de gran forma en el 2020 con las partidas de Exequiel Palacios, Nacho Scocco, Juanfer Quintero, Lucas Martínez Quarta y Lucas Pratto, además de las salidas que puede venir en el corto plazo. Más allá de esto lo que más viene sintiendo el entrenador Millonario es un desgaste muy grande tras seis años y medio de trabajo. Será tiempo de evaluar si está para dar un poco más o finalmente decir basta.

Fuente: El Intransigente