En la provincia china de Yunan, la cuarentena decretada por las autoridades locales para combatir el coronavirus causó un episodio inesperado. Sin la presencia humana, 14 elefantes ingresaron a una granja y bebieron cientos de litros de alcohol.

El grupo de mamíferos se metió en el terreno en busca de comida, pero se encontraron con otra cosa: una importante reserva del licor de maíz típico de la zona.

Tras beber al menos 30 kilos del vegetal fermentado, 14 elefantes cayeron rendidos en un campo de té muy cerca de donde se habían tomado el alcohol. Así, tirados en el piso en un sueño profundo, fueron encontrados por los dueños de la granja.

 

 

La fotos del particular episodio se viralizaron. En las imágenes se puede ver a los animales mientras descansan sobre el cultivo.

No es la primera escena con animales en época de coronavirus que se vuelve viral. Recientemente las redes explotaron con las fotos de los canales de Venecia, que lucen cristalinos y en donde ahora se pueden ver patos y peces mientras pasean tranquilos por las corrientes de agua.

Fuente: Todo Noticias