Según un informe del Centro de Estudios Metropolitanos, Capital Federal fue el distrito que más empleo registrado destruyó entre marzo y junio. Duplicó a la provincia de Buenos Aires, a pesar de sus medidas de mayor apertura durante la pandemia de coronavirus. Mientras, es el distrito con más contagios y muertes cada 100 mil habitantes. Todo mal. 

Sobre 163 mil puestos formales que se perdieron, CABA aportó 56 mil, el 33% del total (tiene una población de tres millones sobre 45 millones). Además, en junio hubo una ligera recuperación del empleo en relación a mayo, excepto en Capital donde siguió cayendo. No es la cuarentena, es la pandemia. 

Como sea, esa la buena noticia a nivel nacional. En junio, por primera vez desde el inicio de la cuarentena en Argentina, se registró un aumento en el trabajo registrado y en julio la tasa de contratación fue mayor a la de desvinculaciones anticipando una nueva mejora.

Según el Centro de Estudios, la cantidad de trabajadores registrados ascendió a 11.763 millones (0,2%), lo cual representa 28.800 empleos formales más que en mayo, quebrando la tendencia que se registraba desde agosto del año pasado, previo a las PASO, y que se profundizó fuertemente por el impacto del aislamiento preventivo al COVID-19. La variación interanual volvió a registrar un descenso, de 2,8%, que implica la pérdida 338.400 puestos de trabajo registrado.

Fuente: Primereando las noticias