Fernán Quirós admitió que fracasaron las negociaciones de la Ciudad con empresas privadas para adquirir vacunas contra el coronavirus. Las gestiones habían comenzado dos meses atrás cuando Santiago Cafiero aseguró que los distritos no tenían ningún impedimento para negociar dosis por su cuenta.

El ministro de salud porteño dijo que desde los laboratorios habían informado que "aún no habían podido cumplir con los compromisos con los Estados nacionales" y por eso no podían firmar contratos con "estados subnacionales".

Si bien Quirós no dio nombres, según pudo saber LPO el estado capitalino negoció con Pfizer, Moderna y AstraZeneca, pero las respuestas fueron negativas para lo que resta del año. Por eso el gobierno porteño continúa las charlas con estados nacionales que producen vacunas como China y Rusia.

LPO había adelantado que el ex CEO de HSBC en Argentina, Gabriel Martino, era uno de los negociadores de la Ciudad con Pfizer. Cercano al macrismo, puso su red de contactos a disposición de Horacio Rodríguez Larreta.

Si bien no trascendieron los nombres de los funcionarios que hablaron con los laboratorios, esta tarea estuvo a cargo principalmente del jefe de Gabinete Felipe Miguel y de el secretario de Gobierno, Fernando Straface.

Tras las declaraciones de Cafiero el gobierno nacional entró en alerta. Larreta había prometido que si la Ciudad conseguía vacunas las repartiría entre todas las provincias. Más allá de la situación sanitaria, Alberto hubiera quedado muy mal parado si el distrito capitalino lograba traer dosis a la Argentina.

Sin embargo el gobierno porteño chocó con el gran problema de la escasez de vacunas en todo el mundo: a pesar de que la producción de dosis aumentó en forma sostenida en los últimos meses, las farmacéuticas aún deben entregar stock atrasado a casi todos los países que compraron dosis.

"Nosotros desde el primer día nos relacionamos con todos los fabricantes de vacunas del mundo", dijo Quirós anoche en una entrevista con América.

El ministro agregó que "las empresas privadas que en ese momento tenían vacunas, que son 3, contestaron las 3 que aún no habían podido cumplir con los compromisos con los Estados nacionales, por lo cual hasta que no terminen esos compromisos no podían dialogar sobre los nuevos compromisos con estados subnacionales". 

Fuente: LPO