La Universidad de Oxford y y el laboratorio AstraZeneca anunciaron ayer, tras obtener la autorización de las autoridades británicas, la reanudación de los ensayos clínicos para lograr una vacuna contra el coronavirus, que habían sido pausados la semana pasada, después de que una voluntaria del Reino Unido, uno de los más de 10 mil que participan en las pruebas, sufriera una reacción adversa.

El anuncio fue realizado en sendos comunicados de Oxford y la farmacéutica británico sueca. "Los ensayos clínicos para la vacuna AstraZeneca Oxford contra el coronavirus, AZD1222, se han reanudado en el Reino Unido tras recibir confirmación de la Autoridad de regulación sanitaria", informó la compañía.

AstraZeneca había anunciado el miércoles que pausaba "voluntariamente" las pruebas de la vacuna que está elaborando junto a Oxford, después de detectar que uno de sus voluntarios había desarrollado una enfermedad "inexplicada".

Fuente: Big Bang News