El 12 de octubre volverán a estar habilitados los vuelos de cabotaje. Será esa fecha debido a que ese día comenzará una nueva etapa de la cuarentena, con modificaciones. "Aunque como todavía no hay programación de las líneas aéreas, recién habría vuelos desde el 20 de octubre", aseguró el ministro de Turismo, Matías Lammens, durante una conferencia virtual con periodistas.

Pese a la resistencia de algunos gobernadores, llegaron a un acuerdo y estarán habiltados todos los aeropuertos. De todos modos, con la nueva fase de aislamiento que comenzará el lunes, los vuelos serán por razones justificadas, ya sea por trabajo, tratamientos médicos o reencuentro familiares, entre otras, y el turismo quedará para una segunda etapa.

El Ministerio de Turismo trabajaa para que pueda haber temporada de verano. En principio, durante octubre y noviembre habrá "pruebas piloto" en distintas ciudades importantes del país. La primera será en Bariloche. Desde el 16 de octubre habrá un cupo de 500 turistas con una estadía de 7 días.

En cuanto a la temporada de verano, la cartera que conduce Lammens tiene como objetivo comenzar la temporada de verano en diciembre, y que se extienda hasta después de marzo. De hecho, espera que para enero ya haya cientos de reservas en hoteles y vuelos, debido al plan de Preventa, donde el Estado reintegra el 50 por ciento de una compra turística para destino nacional.

Con la llegada del coronavirus, la temporada de verano no será igual. Desde noviembre, existirá una aplicación para el teléfono, tal como la app Cuidar, pero en este caso los turistas podrán indicar sus destinos de viajes. No será obligatorio hacerlo, pero esto le permitirá a las autoridades tener mayores certezas del flujo de pasajeros. En la ciudades más turísticas realizarán hospitales modulares y en todos los destinos se realizará el Plan Detectar, tanto en hoteles, como en playas.

Por otro lado, desde fines de octubre se pondrá en marcha una prueba piloto que permitirá el turismo internacional. En esta primera etapa, será para que puedan entrar turistas desde Uruguay por dos días, donde se realizarán testeos en el Buquebús, aunque en principio no sería recíproco. "Nosotros tenemos circulación comunitaria del virus y ellos no", explicó Lammens.

Fuente: Página/12